Tomas Böcklin

Tomas Böcklin

Tomas vino de Suiza con una beca de idiomas durante el último curso del instituto. Desde el primer momento le encantó EEUU y aprovechó al máximo su estancia yendo a todas las convenciones de frikadas que pudo. Durante la fiesta de fin de curso del instituto, mientras se preparaba para despedirse de sus amigos y volver a Suiza, unos sujetos entraron y la liaron parda. Antes ya era difícil no notar que en Sunnydale pasaban cosas raras, pero después de eso ya no cabían dudas. Decidió prolongar su estancia ya que a través de las potenciales que acudieron a ayudar y sin saber muy bien cómo acabó haciendo amigos en el Consejo, echando un cable cargando trastos y demás recados tipo hacer fotocopias y traer el café. Al cabo de un tiempo empezó a involucrarse más, ayudar con la investigación de temas sobrenaturales, lo que le abriría las puertas a tomar un papel más activo dentro del Consejo. A esas alturas tenía poco interés en volver a su país, así que decidió mudarse definitivamente y seguir con la vida que había empezado en Sunnydale.