Sierra Tidestrøm

Nacida como Heather Hayes, Sierra siempre fue una chica muy especial. Aparte de ser hija de huargos y haber crecido en una de sus comunidades, desde bien pequeña sintió una profunda conexión con el arte, los animales y la naturaleza. Desoyendo los deseos de sus padres, que querían que estudiase para abogada o por lo menos algo útil tipo veterinaria, decidió apuntarse a la Escuela de Artes local para poder canalizar sus profundos sentimientos y compartirlos con la humanidad. Allí conoció a compañeros que le ayudarían a definir su estilo, caracterizado por el uso de materias primas completamente naturales y en muchas ocasiones procedentes de su propio cuerpo. Sin embargo no lograba conectar completamente con sus obras y esto la frustraba enormemente. Decidió que esto se debía a que no tenía suficiente experiencia vital, que lo que tenía que hacer era salir a ver mundo, otros pueblos que no fueran como el suyo. Pueblos abiertos al exterior donde poder ampliar sus conocimientos y al mismo tiempo compartir lo que para ella significaba ser hombre lobo. Por eso inició un viaje por Estados Unidos, realizando exposiciones en distintos lugares y ganando fama como artista conceptual bajo el pseudónimo Sierra Tidestrøm (que ahora ha adoptado permanentemente). Por fin logró salir de su bloqueo al darse cuenta de que no sólo podía hacer arte con su lado humano, sino que las obras que terminaba su lado lobo eran mucho más pasionales y auténticas (1). Al cabo de un tiempo decidió establecerse en Sunnydale y poner allí su propia academia, ya que sentía que era su deber ayudar a otros a lograr lo mismo que ella (fueran hombres lobo o no, para Sierra todo el mundo tiene una dualidad hombre-animal) y ese pueblo tenía un aroma particular que le resultaba agradable. Con el dinero que consiguió con las exposiciones logró alquilar un local bastante céntrico y establecer allí su Centro del Arte Interior, donde da unas clases de dibujo un tanto peculiares.

(1) Porque es una flipada, no por nada. XDDDD