Scott Thomas

Edad: 18

Nacio en Los Angeles y siempre vivio alli. Hijo de una familia de clase media. Su padre es gerente de una empresa que se dedica a la construcción y restauración de edificios. Ya desde pequeño Scott comenzo a mostrar interes por todo lo referido a extraterrestres. En su sexto cumpleaños, le pidio a su madre que en lugar de un payaso, llevara a su fiesta a ALF. Todos sus amigos o se asustaban o no entendia bien quien era el monstruo del cumpleaños de Scotty pero él estaba feliz.
A medida que fue creciendo y “madurando” su interes por la ciencia ficción se profundizó. Comenzo a leer cuanto libro se le cruzara y a ver.
Poco a poco al llegar a su adolescencia fue creando una pasion por las teorias conspirativas más locas de Estados Unidos de America. Incluso ha llegado a considerar la teoria de que mucha gente que se arrojo por las ventanas del World Trade Center nunca llegó al suelo y fue llevada por aliens para ser estudiadas.
Llegó a Sunnydale en el segundo semestre del año. La empresa de su padre habia trasladado sus actividades a Sunnydale por lo que fue necesario que se mudaran. La buena noticia era que Sunnydale High se reabria y Scott no entraría a un colegio con un grupo armado donde debia integrarse, muy pocos se conocian entre si.
En Sunnydale la vida de Scott cambio bastante, llegó a vivir experiencias que hicieron que muchas de sus teorias conspirativas se modificaran pero ratificaron que algo hay por allí que los humanos comunes no podemos ver.
Experiencias que para otro pudieron ser sumamente traumaticas para Scott fueron geniales. Su primer día en Sunnydale ya fue raro, conocio a Kyle de la que se enamoro perdidamente, aunque fuera solo por un par de horas y luego comenzara a odiarla.
En el instituto conoció, además a Emily, Cj y Wallace con quienes se ha hecho carne y uña. Aunque nunca lo vaya a expresar o reconocer seria incluso capaz de dar la vida por sus amigos… sobre todo si dar la vida implica ser mordido por un vampiro bajito o analizado por Aliens.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *