Saul Silver

Saul Silver

Nació en San Francisco, en su distrito Haight-Ashbury, cuna del movimiento hippie en los EE.UU. De hecho sus padres formaron parte de ese movimiento. Cuando los hippies fueron considerados una subcultura, sus padres siguieron con su estilo de vida en un parque de caravanas.

Entre la artesanía de barro y los collares de cristales, Saul descubrió a una tierna edad el negocio del cultivo de marihuana. No es que sus padres se dedicaran a ello, era más bien para consumo propio… pero a Saul le fascinaron la belleza de las plantas y creyó hasta que le hablaban. Aunque esto último es posible, que se debiera a que se cayó algo en su leche con galletas (???).

Fue al instituto, se sacaba un dinero vendiendo maría a los del equipo de fútbol… y nunca fue maltratado en la escala social de secundaria, porque el daba la diversión a los fines de semana de la Jet Set. El caso es que cuando acabó el instituto tenía dinero suficiente como para no ir a la universidad pública.

Fue a la universidad con la idea de estudiar botánica, y crear la cepa de marihuana perfecta… pero una cosa llevó a la otra y no acabó sus estudios… Aunque dejó la universidad con los conocimientos, y los contactos adecuados.

Se retiró a Sunnydale, donde su yaya le prestó su casa, mientras ella estaba en una residencia para ancianos. Podrían haber compartido la casa, pero ella decía que se lo pasaba mejor jugando al brigde y al bingo, y que si cuidaba bien la casa, la heredaría cuando ella muriera.

El caso es Saul lleva ya unos años en Sunnydale cultivando hierba en el cobertizo del jardín de su abuela… y casi tiene la planta perfecta… con el subidón ideal, eliminando el roce de la paranoia… Y mientras, paga los gastos vendiendo maría corriente y moliente a los chicos de instituto, a estudiantes de universidad, empresarios estresados…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *