Salma

Los Nuba agrupan a más de 20 grupos étnicos diferentes que se localizan en la cadena montañosa de Nuba situada en Sudán.

La mayoría de los Clanes son patriarcales y en ellos los niños aprenden a pelear desde edades muy tempranas y al alcanzar la pubertad ya disfrutan de los duros enfrentamientos entre aldeas, que otorgan al poblado vencedor un gran prestigio.

Hace más de 3 siglos el patriarca del clan Tagoi veía con lástima su futuro y la guerra entre clanes por sus tierras que se avecinaba, pues su descendencia eran solo mujeres. La menor de sus hijas que sufría por el dolor que esto le ocasionaba decidió ir a los enfrentamientos entre clanes y luchar contra los otros representantes.

Contra todo pronóstico el chamán la permitió luchar. Pero más atípico resultó, cuando la pequeña sobresalió en combate al resto de los niños. Esto la hizo ganarse el respeto de los otros clanes, y año tras año cuando los clanes se reunían, todos esperaban expectantes sus mejoras. Con el tiempo el chamán la nombró Guerrero Jefe de la tribu, cuando forasteros les obligaran a ir a la guerra, entonces ella lideraría los ejércitos.

Una mañana, la joven, abandonó el abrigo de las montañas en retiro espiritual para sopesar el camino que seguiría su destino. Debía elegir a uno de sus pretendientes para casarse y que él continuara mandando en el clan tras la muerte de su padre. Entonces conoció a un hombre de tez blanca como nunca la había visto. Conversaron toda la noche y él la mostró otro particular modo de ver la vida convirtiéndola en su nuevo vampiro, ese hombre era Korv y la bautizó como Salma.

A la noche siguiente, noche en la que debería elegir a su pretendiente y desposarse. Se presentó en la aldea. El chamán alertado de que algo en ella ya no era igual, trató en vano de denunciarla a la tribu, pero Salma le partió el cuello en dos y arrastró su cadáver hasta la tienda donde le esperaban sus pretendientes.

Nadie salió de allí esa noche, pero a la mañana siguiente, encontraron los cuerpos mutilados de los tres hombres casaderos, y el del chamán con los ojos arrancados. Desde aquel día, la primogénita de las hermanas tuvo que pasar a ser la nueva elegida para gobernar el clan y Salma se convirtió en el nuevo vampiro de Korv.

Salma se separó del grupo en los años 60, guiada por el nuevo sentimiento feminista que quemaba sus sujetadores y le recordaba como con sus actos había cambiado el rumbo de su clan. Ahora sabe que el resto de la familia pisa el mismo continente que ella e irá a buscarlos.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *