Peter

A finales del siglo XVI y con la regencia en el trono de España del Cardenal Cisneros un joven monje benedictino se pasaba los días entre las paredes del monasterios copiando los grandes textos…

Con la invención de la imprenta, el monje estaba teniendo dificultades en los últimos años y veía como empezaba a sentirse desplazado entre su comunidad… desolado muchas noches abandonaba su clausura en el convento y viajaba a la ciudad donde pasaba horas en los brazos de prostitutas…

Comenzó a copiar libros profanos y trataba en vano de venderlos para pagar a las prostitutas… incluso a alguna la pagó con libros (??) aunque las chicas no supieran leer… las obliga a cogerlos… si no recibían una paliza

En una de esas noches un hombre se fijo en su hábito cuando se acercaba rogándole a una prostituta que estuviera con él… la mujer se negaba porque el monje había estado yendo toda la semana y aún debía dinero… el monje acabó matando a la mujer a palos ante la atenta mirada de ese hombre…

Su nombre era Korv, un hombre de extraño acento que le miró a los ojos fijamente y sin cruzar una sola palabra lo convirtió en vampiro…

Korv le bautizó como Peter y usó como guardaespaldas en sus viajes por el mundo buscando a personas selectas para crear su ejército de vampiros… buscaba gente de naturaleza especialmente violenta.

Mientras, Peter… de ciudad en ciudad con su amo… trataba sin mucho éxito en dedicarse a una literatura algo más contemporánea y a seducir o torturar mujeres… daba igual que hiciera… lo importante era jugar con sus mentes… hacerlas perder la cabeza por amor o por miedo… y luego si no las mataba él mismo… ponía especial intención en enviar a las mujeres las notas de sus propios suicidios… misteriosamente las mujeres después de leerlas acababan llevándolo a cabo…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *