Neil Derwent y Syrenka

Neil Derwent y Syrenka

La familia Derwent es de Sunnydale, sus padres regentaban el motel del pueblo, que antes había pertenecido a sus abuelos paternos. Durante sus años en la secundaria, Neil y su hermano mayor James empezaron a darse cuenta de las cosas sin explicación que solían pasar en el pueblo, y ya en el instituto encontraron a otros jóvenes con curiosidad o preocupación sobre ese mismo tema, y junto a ellos comenzaron a investigar sobre los sucesos paranormales, otras ciudades del país con una alta concentración de ellos, y demás cosas por el estilo. Cuando acabaron el instituto, Neil, James, otros dos amigos y la novia de Neil, Cybill, decidieron tomarse un año sabático antes de empezar la universidad y recorrer las ciudades fantasma de Estados Unidos y otros sitios famosos por su actividad paranormal, en su intento por comprender el origen de lo que pasaba en Sunnyale. Al final de ese año, James y los otros dos amigos volvieron a Sunnydale y siguieron sus estudios, pero Neil y Cybill decidieron continuar el viaje indefinidamente. Vivieron así unos diez años, sin residencia fija, (se casaron en verano del tercer año) durante este tiempo presenciaron toda clase de sucesos extraños y catalogaron muchas leyendas locales, y con ese material escribían novelas de terror fantástico para ganarse la vida. Un día, mientras investigaban una mina en la que supuestamente se oía cantar a los mineros muertos, hubo desprendimiento y el guía local y Cybill quedaron aplastados por las rocas. Cuando llegaron los equipos de salvamento sólo recuperaron el cadáver del guía, y ella nunca apareció por ninguna parte. Neil se volvió medio loco, al principio aun tenía esperanzas de que siguiera viva y luego se obsesionó con saber qué le había pasado a su cadáver, no había ninguna explicación natural para que hubiera desaparecido así como así de debajo de una montaña de piedras. Siguió viajando solo, buscando respuestas, y tres años después, mientras estaba en Canadá, recibió una carta sin sello firmada por Cybill en la que le decía que le esperaba en Whitehaven. Sin perder un segundo buscó ese pueblo y se dirigió hacia allí, resultó ser una ciudad fantasma que llevaba abandonada desde los años 30, cuando una yacimiento de gas y carbón bajo el pueblo había explotado, incendiando todo el pueblo. La zona estaba vallada y el acceso prohibido porque el gas seguía filtrándose frecuentemente por las grietas del suelo, y si uno tenía mala suerte podía intoxicarse y morir. Neil decidió ir a Sunnydale a pedirle ayuda a su hermano, con el que últimamente no tenía mucha relación, pero en el fondo seguían estando muy unidos y aunque ahora James se había hecho cargo del motel porque ahora sus padres vivían en el campo y tenía una vida bastante normal, pero cuando Neil le explicó lo que pasaba decidió acompañarle a Whitehaven. Neil y James se hicieron con dos máscaras antigás y entraron en el pueblo, y lo que vivieron allí no podrá olvidarlo jamás. Sin importar la hora del día, el pueblo estaba siempre oscuro y cubierto de niebla, y no tardó en descubrir que además estaba lleno de extrañas criaturas, una especie de zombies o demonios más o menos humanoides y que no dudaban en atacarles. Ellos iban desarmados, entre otras cosas porque disparar armas de fuego en un pueblo lleno de gas no era una idea muy brillante, y tuvieron que defenderse de los monstruos con palos y tuberías de metal. Uno de estos seres cogió a James desprevenido, le dejó herido y medio inconsciente y destrozó su máscara antigás. Al intentar huir se encontraron con otras cuatro personas, que habían venido a la ciudad por motivos parecidos, a varios les habían herido los monstruos y ninguno había tomado la precaución de traerse máscaras antigás, así que decidieron abandonar el pueblo compartiendo con ellos la máscara que les quedaba, turnándose para usarla. Cuando alcanzaron el coche, se apretujaron como pudieron para caber en él, Neil se puso al volante y empezó a conducir. Lo siguiente que recuerda es recuperar la consciencia y descubrir que estaba tirado en la cuneta y habían tenido un accidente, todas las personas que habían recogido

Syrenka

en el pueblo habían desaparecido sin dejar rastro excepto Syrenka, y en el maletero del coche estaban los cadáveres descuartizados de James y Cybill. Cuando se recuperó del impacto, Syrenka le ayudó a lanzar el coche al lago Whitehaven, y los dos huyeron de allí. Neil volvió a Sunnydale y Syrenka fue

con él, tardó varios meses en decir palabra pero finalmente un día le dijo cómo se llamaba, le contó que era hija de un reportero de guerra y una prostituta polaca, y eso es básicamente todo lo que él sabe de ella. Ahora los dos se hacen cargo del motel, desde hace ya más de un año, Neil sigue siendo sospechoso de la desapareción de James pero como nunca encontraron el cadáver no pueden acusarle de nada. Neil sospecha que Syrenka es menor de edad, pero como no tenía ningún documento de identidad tuvo que conseguirle unos falsos y desde entonces la presenta a todos como su prima.

que él sabe de ella. Ahora los dos se hacen cargo del motel, desde hace ya más de un año, Neil sigue siendo sospechoso de la desapareción de James pero como nunca encontraron el cadáver no pueden acusarle de nada. Neil sospecha que Syrenka es menor de edad, pero como no tenía ningún

documento de identidad tuvo que conseguirle unos falsos y desde entonces la presenta a todos como su prima.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *