Michael “Mike” Goldsmith

Michael “Mike” Goldsmith

Michael Goldsmith empezó como chico de los recados en las empresas Harrington. Dado su don de gentes promocionó hasta llegar a los círculos del director general Ben Harrington II.

Sus funciones variaban desde pactar reuniones, recogidas de material o encargos para retirar personal de la plantilla. Con el cambio de dirección, pasó a trabajar en la seguridad del nuevo jefe Ben Harrington III (hijo del anterior claro).

Durante este tiempo, llevó a cabo distintos trabajos, pero uno lo saco del día a día de la empresa. Fue al recoger un cargamento a Bangkok de lo que parecían ser sangre de un demonio local (???) Esta sangre tiene propiedades interesantes si es cocinada de una manera especial, así que es bastante demandada. Hubo un intento de robo del material y al tratar de evitarlo se produzco un vertido. Cuando llegaron al punto de runión que las empresas Harrington habían acordado, todo el equipo había enfermado o muerto. Mike fue el único que sobrevivió a la enfermedad, aunque no sin efectos secundarios. Desarrolló una capacidad especial para hacer que los demás aceptaran su voluntad.

Por miedo a que con su nueva habilidad llegara demasiado lejos. Se le cesó durante una temporada de su puesto en Seguridad y pasó a funciones bastantes más simples, rodeado de la menor gente posible.

Cuando Anna Valerious obtuvo el control de las empresas, requirió los servicios de Mike de nuevo. Mike había descubierto en este tiempo que era mucho más práctico que la gente de tu alrededor tuviera miedo de que les estes controlando, a malgastar energía controlándoles verdaderamente y se sentía en deuda con Anna por haberle devuelto a un primer plano, así que aceptó encantado.

Se le volvió a nombrar jefe de Seguridad y entre otras cosas era el encargado de elegir los “matones” óptimos para los cuidados de la nueva hija de Anna, Charlotte.

En la actualidad Anna está en Europa atendiendo otros asuntos de la empresa, así que Mike se encarga de los negocios en la Costa Oeste de EE.UU

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *