Malachi

Edad: 45 años

Procedencia: Texas

Ya a los 16 años empezó a mostrar cierto interés por todo lo que rodeaba al mundo sobrenatural, empezó a recolectar información, leyendo libros, revistas, oyendo programas de la radio o coleccionando recortes de periódicos. Hasta que por fin a los 20 años logró ser testigo de un poltergeist en una casa abandonada de Texas (Donde siempre ha vivido). Desde entonces va en busca de la aventura.

También le gusta escribir y ha publicado varios libros de autoayuda, como “Como quererte a ti mismo sin que Dios te castigue” o “El Arte de pasar de todo”, libros que no han tenido mucho éxito, básicamente porque siempre los ponen al lado de títulos como “El mejor ángulo para sacar fotos por la webcam autoflagelandote” o “Como parecer patética sin que se te corra el maquillaje”.

Hace un par de años se encontró en un bar de carretera a una chica llamada Trillian, hablaron durante un rato, hasta que ella empezó a sentirse mal, justo en el mismo momento que una chica entraba al bar y descubría que su marido estaba enrollandose con otra en la barra. Ella le contó lo que le pasaba, que era empática, no porque fuera presentandose así a la gente, si no para que pensara que estaba loca y así quitarselo de encima, pero pasó lo contrario y él le prometió ayudarla. A partir de entonces estuvo investigando y entrenando con ella, hasta conseguir que la chica lograra dominarse. Pero no puda aguantarla demasiado tiempo más, porque tenía un caracter odioso, así que la mandó a Sunnydale y él se fué Cleveland, prometiendole una puerta del infierno y diciendole que así abarcarían más terreno.

Al irse ella conoció a una chica llamada Silver, ella trataba de pillar unos huevos de un demonio para luego venderlos en el mercado ¿negro?, él quería pillar los huevos para romperlos así que mientras ella trataba de cogerlos, llegó él y despertó a los demonios. Se lió una pelea, de los que los dos salieron con vida. Cuando se había acabado esa pelea (??) tuvo otra con Silver, hasta que llegaron a la conclusión de que no llegaban a nada y él se prestó a ayudarla a encontrar huevos nuevos. Lo hicieron y a él le propusieron un trabajo como mercante de todo tipo de cosas sobrenaturales. Aceptó y tras pensarlo mucho le propuso a Silver largarse a Sunnydale a cazar criaturas, con la esperanza de que nunca se encontraran con Trillian.

En Sunnydale también conocen a los Winchester, de haberse encontrado de caza alguna vez.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *