Leah Meade

Leah Meade

Edad: 17 años
Historia
Nació y se crió toda su vida en Sunnydale. Es la única hija de Dave Meade y Lorelai Peach. Los Meade son una de las familias más antiguas de Sunnydale, se establecieron allí luego de que Estados Unidos ganara la guerra Estados Unidos – Mexico por el territorio de California. Según la historia familiar su tatarabuelo colaboró en la guerra por lo que recibió del gobierno Estadounidense grandes extensiones de tierras.
De pequeña su abuela siempre le contaba que cuando recién se fundó el pueblo, eran dueños de casi todo el pueblo. Por malas decisiones y problemas económicos de sus sucesivos ancestros los Meade pasaron de ser una de las familias más ricas a tener un nivel de vida de clase media, con solo un par de modestas propiedades.
La vida de Leah fue la de una chica normal hasta el día en que su abuela murió. Como última voluntad su abuela le pidió que la visitara. Leah tenia 15 años y ya no le encantaba la idea de pasar tiempo con su vieja abuela delirante, pero lo hizo.
Ese día su abuela le regaló un libro y le contó sobre los seres sobrenaturales y la magia. Según ella los Meade no habían sido solo ricos sino que también una familia de brujos poderosos y Leah sería la siguiente en recibir el libro de la familia.
Este libro no era más que un compilado de hechizos que habían ido usando sus ancestros a lo largo de la historia y se remontaban a la Edad media.
Al principio Leah pensó que se trataba de una alucinación de su abuela moribunda y no le dio importancia. Consideraba que era una locura eso de que existían vampiros, monstruos, demonios y brujas. Pero luego con el tiempo empezó a sentir curiosidad y leyó por primera vez el libro. Encontró un hechizo que parecía simple y por alguna razón lo intentó porque ¿qué pasaba si lo que había contado su abuela en el lecho de muerte era verdad?.
El hechizo consistía en encender con palabras unas velas, a pesar de lo que Le pensaba el hechizo resultó y estuvo a punto de incendiar su habitación.
En adelante siguió intentando hechizos cada vez más complejos y se dio cuenta que tenía buenas condiciones para esas cosas.
Una noche estaba por irse a dormir, cuando unos destellos iluminaron su habitación. Venía de la casa de su vecina Haley, una tía insulsa con la que no tenía mucha relación. Justamente porque Leah era genial y Haley una ñoña. Se asomó por la ventana y vio a su vecina haciendo magia. Se dio cuenta que Haley no era tan tontita como ella pensaba, así que decidió enfrentarla, contarle que sabia que ella era bruja y contarle que ella también podía hacer una cosa o dos.
Por fin Leah tenía alguien con quien compartir esas cosas que no podía contarle a nadie y eso hizo que se convirtieran en grandes amigas, a pesar de sus marcadas diferencias.

Personalidad:
Es una adolescente malcriada, es egoísta y no tiene problemas en usar la magia para benefició propio. Normalmente no le importa demasiado el resto del mundo, excepto Haley y alguna que otra persona más. A pesar de que a veces se ponga súper pesada, inocente y bondadosa, la quiere como a su hermana.
Ama ser una de las chicas populares del instituto y no soporta demasiado a Louise y Lee. No puede evitarlo, es una cuestión de piel.
Le gusta la fiesta, el alcohol y ha probado alguna que otra droga en alguna fiesta