Koel Easter

Al ser huérfana desde pequeña Koel está acostumbrada a vivir sola y ocuparse de todo por sí misma. Cuando sus padres murieron ella quedó a cargo de sus tíos, pero como no quería molestar se emancipó en cuanto pudo y se mudó a un apartamento que tiene que mantener ella sola. Pero cocinar, limpiar, estudiar y trabajar al mismo tiempo son el menor de sus problemas, ya que tiene una para nada deseable habilidad: puede ver y atraer a seres sobrenaturales, en concreto a una raza de demonios invisibles que están muy interesados en comérsela. No tiene muchos amigos, ya que como no pueden ver a los demonios, la gente suele pensar que Koel está un poco tarada cada vez que ésta huye a lo loco por las calles. Es por eso que le encantaría quitarse de encima ese molesto don, razón por la cual acabó trabajando de recadera para una extraña mujer que le prometió concederle ese deseo.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *