Jeff Collinwood

29 años. Humano con poder.
Policía. Temporalmente en paro.
Habilidad: Sanación acelerada. (le permite curar rápidamente cualquier lesión propia – no roturas).

Nacido en Cardiff, Inglaterra, y criado en el seno de una familia de clase media. Jeff es el mayor de cuatro hermanos – dos chicas y dos chicos, él incluido -. Ha crecido a la sombra de su padre, un policía ya retirado, admirándole y queriendo ser como él. Por ello, al cumplir la mayoría de edad, se matriculó en la academia y comenzó a formarse como agente de la ley.

Pasado el tiempo reglamentario, se marchó a trabajar a Londres, allí fue donde conoció su habilidad: fue al recibir un tiro en el brazo, el cual se sanó antes de que sus compañeros llegasen a socorrerle, dejándole sorprendido e instigándole a investigar más al respecto, pero manteniéndolo en el más absoluto secreto.

También allí conoció a Megan, su ex novia y la que, actualmente, sería su esposa si no hubiese perdido la vida en un accidente de tráfico, suceso que cambió la vida de Jeff por completo, haciéndole descuidar su trabajo y obtener un despido más que merecido. Tras ello, desapareció de la ciudad y se refugió en el mundo sobrenatural, usando sus habilidades físicas y su poder para ‘hacer su propia ley’ contra demonios, vampiros y todo ser no humano que se le cruzase.

La vida de cazador (por llamarla de algún modo) no tardó en cansarle, en hacerle sentir fuera de lugar. Aquello tan sólo le servía para descargar su rabia pero, aún así, seguía creyendo que algo le faltaba. Así que, al oír hablar de Sunnydale y sus características, decidió mudarse para probar suerte en la ciudad, haciendo una nueva vida, alejado de la que había sido su vida anterior.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *