Iris Vanstone

22 años. Bruja.
Estudiante de fotografía.

Hija única del matrimonio entre Adalbert y Lara Vanstone, ambos brujos residentes en Munich, Alemania, director y maestra de una escuela de magia encubierta [1] (está registrada como academia privada de refuerzo al estudio). Desde su nacimiento, Iris ha recibido una educación de élite y ha visto satisfacer sus caprichos con el simple gesto de chasquear los dedos. Además de contar con el – según sus padres – “privilegio de poder aprender en y para la magia”. Pero nada más allá de la realidad: siempre ha rechazado su condición de bruja y rehuido de todo lo relacionado con el tema, a excepción de su uso para alardear o beneficiarse de sus ventajas.

Cuando alcanzó la mayoría de edad, se marchó a Nueva York para estudiar, pero terminó trabajando como camarera en un pub nocturno y derrochando el dinero de la matrícula en drogas y alcohol, malviviendo en un piso compartido. Al conocer los hechos, Adalbert se personó en la ciudad y, en un acto de lo más dramático, recogió los enseres de su hija y la hizo ingresar en un centro de desintoxicación durante un año.

Actualmente, lleva seis meses estudiando fotografía y todo apunta a que la joven Vanstone se ha centrado, llegando incluso a mostrar interés en la magia, dedicando unas horas al día para asumirla y dominarla. Con la excusa de compensarle – y la pretensión de que siga sus pasos y se curta – aprovechando la conocida actividad sobrenatural de la ciudad, su padre le ha comprado un pequeño y modesto apartamento en Sunnydale. Apenas han pasado un par de semanas desde que su expediente fuese trasladado a la Universidad local.

Todas las semanas acude a las reuniones de alcohólicos anónimos y se reúne con su sponsor: Jack Nash. Desde hace unos meses, comparte apartamento con su única amiga en la ciudad: Amy Noble y su adorable mascota Bocadito.


[1] Invención propia, of course. Hace referencia a una escuela donde, básicamente, se imparten conceptos relacionados con la magia a modo de educación complementaria. No tiene nada que ver con Hogwarts, del universo Harry Potter (por usar el ejemplo más ¿sonado?). Aún así, no va a tener importancia en el ‘roleo’, solo forma parte del pasado de Iris.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *