Irina Petrov

Edad: 42 años
Historia:
Nació en Bielorusia, hace 42 años, poco se sabe de su niñez y adolescencia ya para el nivel jerarquico en el que se encuentra hoy en día en los servicios de inteligencia, es indispensable borrar todo tipo de documentación que afirme que alguna vez ha existido.
Se sabe si, que su padre era un empleado textil y que su abuelo había luchado en la revolución bolchevique. Es por eso que desde siempre mamó como propios los principios Socialistas Sovieticos y la ideología comunista.
De joven enseguida demostró inteligencia superior y es por eso que el Komsomol (organización juvenil del Partido Comunista) de la Unión de Repúblicas Socialistas Sovieticas vio con buenos ojos su ideología, sus desempeños y su militancia, y le dio un lugar en la eduación superior.
Comenzó a estudiar en la Universidad, particularmente interesada en la psiquis humana y en pocos años el Комитет государственной безопасности (o KGB) la reclutó y finalizó su formación.
Dentro de la agencia de inteligencia se desarrollo primero asistiendo en interrogatorios a espias y traidores, pero a los pocos años ya comenzó a interrogar por si sóla. Su perfil de psicóloga era muy util en los interrogatorios, ya que la hacía capaz de sacar información clave con minimos de torturas.
Sus exitos fueron forjando una buena reputación que le permitió expandir sus posibilidades. Con poco tiempo de entrenamiento la KGB la asigno como agente en Francia y luego Estados Unidos como coordinadora de operaciones y nexo con la Dirección de Operaciones en Moscú.
Participó activamente en el intento de golpe de Gorvachov aunque supo como borrar toda evidencia de su colaboración cuando el golpe fracasó.
Su habilidad para llevar adelante crisis extremas y su capacidad de manipulación le permitieron salir politicamente ilesa del intento.
La desaparición de la KGB y la disolución de la URSS fueron un golpe muy duro para ella. De todas formas no retornó a Bielorusia porque siempre se consideró Sovietica más que bielorusa y pensó que desde Moscú se podría de alguna forma retornar el antiguo esplendor con el que su abuelo y su padre soñaron.
En la SVR (la nueva KGB) se desempeñó como reclutadora en Estados Unidos hasta que la enviaron a llamar a una reunion con los altos mandos de la SVR y FSB (Servicio Federal de Seguridad de la Federación Rusa) los departamentos de Seguridad Externa e Interna. Le comunicaron que a partir de ese momento había dejado de existir y que formaría parte de una elite de espias distribuidos a lo largo del mundo, destinados a Investigaciones Especiales totalmente ilegales.
Así es como Aleksandra conoció el mundo paranormal. Su función como agente es básicamente la de monitorear la capacidad y el desarrollo de Estados Unidos en la manipulación de criaturas paranormales con objetivos militares.

Personalidad:
Es manipuladora y tiene pocos escrúpulos. Para ella los fines siempre justifican los medios. Desde que empezó a ser conocida dentro de los servicios de inteligencia siempre se las consideró de las más crueles.
Cuando actua de encubierta tiende a ser simpatica y agradable.
Considera a la mayoría de las personas como seres inferiores a ella.
Añora con todo su ser la vuelta de los Estados Socialistas Sovieticos y el regimen comunista.