Faith Lehane

Faith Lehane

Faith nació un día de diciembre en Boston, donde creció y vivió hasta su llamada como cazadora.

Vivía con su madre, la cual tenía propensión a beber hasta no poder más, día si y día también, y de paso a agredirla verbal y fisicamente.

No se sabe mucho de su padre, aunque ella tampoco lo sabe (?).

Su madre a lo largo de su vida, tuvo algunos intentos sin exito de relación y de entre ellos, alguno ejerció de alguna forma de figura paterna, y la protegió durante algún tiempo, hasta que desapareciera, decepcionandola y dejandola de nuevo sola con su madre, que volvería a retomar con más fuerza sus hábitos.

Al llegar a la adolescencia, fue descubierta, empezó a ser entrenada y se independizó. De su madre no se supo mucho más, solo que murió.

A partir de entonces era ella quien tomaba el control de su vida, dentro de lo que cabía. Siguió con su entrenamiento en Boston, y hacíendo algunas cacerías “por placer”.

Un día fue llamada como Cazadora y no acabó de entender todo lo que conllevaba, por lo que, se lo tomó bastante bien… Ella ahora era poderosa y fuerte y la cacería le resultaba de lo más estimulante.

Se llevaba bastante bien con su vigilante, al que había llegado a tenerle afecto, pero éste murió. Entonces el consejo decidió matar dos pajaros de un tiro: mandarla con Giles como nuevo vigilante y de paso poner una cazadora en Sunnydale ya que la anterior ahora estaba comiendose a la población (?) y planeando maldades.

Los comienzos fueron dificiles, se encontraba con un grupo de gente que estaba sufriendo la mas o menos reciente perdida de una amiga, y la veian como una sustituta que les recordaba constantemente que Buffy, la verdadera, estaba muerta.

Pero con el tiempo las cosas fueron cambiando, hizo buenas migas con Dawn, y se vió de pronto cuidando de ella. Y pronto los grandes trabajos empezaron a llegar, ya no era sólo la cacería o pensar como acabar con la maldita Buffy que tantos dolores de cabeza empezaba a darle.

Casi por el mismo tiempo se añaden dos nuevas personas al equipo que llegan a ser tremendamente decisivas en la vida de Faith.

Por un lado Aiden, un chico al que conoció por casualidad, con el que tuvo un rollo y que al colaborar activamente para solucionar cosas, se gana un lugar como scoobie y hace todo lo posible por ganarse también un lugar en la vida de Faith. Hasta que lo consigue, pero sólo era un plan para conseguir alimentar con su esencia de cazadora a un demonio al que servía, casi matandola en el intento y dejandola destrozada y herida en su orgullo.

Por otro lado Liam, hijo de Buffy y Angel en una dimensión paralela en la que los demonios dominan la tierra, y que cayó por error en éste mundo. Aunque al principio ambos tuvieron muchos enfrentamientos, se convirtieron en grandes amigos, y con el tiempo esa relación fue a más. Durante casi toda su estancia en ésta dimensión, Liam se ha convertido en un gran apoyo para ella, y si bien durante bastante tiempo se sintió abrumada por lo que eso éstaba suponiendo (ya que, aunque como cualquier otro, desea ser querida, está acostumbrada a que “la caida sea peor”) acabó cediendo.

Ahora vive cierta estabilidad en su relación, aunque hay altibajos y problemas, como es de esperar.

Actualmente comparte casa con un monton de potenciales que han sido enviadas a Sunnydale “dios sabrá porqué” y Kennedy, otra cazadora (porque son 3 (?))

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *