Erin Catherwood

Erin Catherwood

Es la segunda hija de una familia de cuatro hermanas. Su madre era decoradora de ambientes rurales (???) y su padre fue nombrado conservador del Museo Británico, aunque en realidad trabajaba para el Consejo de Vigilantes.

Estudió Historia Antigua y consiguió un puesto como profesora adjunta en la Universidad de Oxford. A pesar de conocer los aspectos que relacionaban el mundo sobrenatural con el verdadero trabajo de su padre, Erin nunca mostró el menor interes por formar parte de ello. Erin, a su manera, entendió que la manera de compesar a la tradición familiar, llena de varones Vigilantes, era casarse con uno. Se casó con 25 años con Alan O’Grady, un Vigilante 10 años mayor que ella y tuvo un matrimonio que duró apróximadamente año y medio. No tuvieron hijos y la separación de bienes fue milimétricamente calculada a pesar de que siguieron manteniendo una relación cordial las veces que se vieron, hasta que se desencadenó la guerra interna en el Consejo de Vigilantes.

La familia Catherwood, familia de tradición ligada al Consejo, sufrió muchas bajas. Erin destacó la muerte de su padre y de su ex marido. Además, durante los comienzos de la guerra, también creyó haber perdido a su hermana pequeña, Arlene, que como Vigilante había sido destinada a Sunnydale bajo las órdenes de Wyndham-Pryce.

Durante reuniones, llevadas a cabo en Londres con los supervisores de Arlene (???) Erin se puso al día de los últimos movimientos conocidos de su hermana. Al parecer su hermana no llegó a ir a Londres al estallar la guerra, había presentado su dimisión aunque nunca fue comunicada oficialmente. Tras la muerte de uno de sus compañeros de trabajo, la cual la afectó especialmente, Arlene abandonó la casa-cuartel de Sunnydale y la perdieron la pista.

Erin viajará a Sunnydale para seguir la pista de su hermana desaparecida. Durante el tiempo que permanezca allí ha conseguido una plaza de profesora adjunta en la Universidad, en el departamento de Historia. No tiene pensado quedarse demasiado tiempo, su idea es seguir la pista de su hermana, y cree que el mejor lugar para empezar es en esa ciudad, ya que es el último sitio donde se la vió, y porque después de todo el Nuevo Consejo de Vigilantes, establecido allí, tiene mejores medios que ella sóla, para su investigación.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *