Emily Peterson

Emily viene de una familia bien. Tan bien, tan bien que se permitía el lujo de ser una adolescente excéntrica, lo suficiente como para que sus padres acabaran mandándola a un Internado en Inglaterra.

Tras un curso y medio en Inglaterra, la expulsaron por quemar el gimnasio del Instituto. No es que tratará de salvarlo de seres extraños ni mucho menos (???) sólo se echó un cigarro al lado de unas colchonetas de material inflamable (???) y… vamos que la mandaron para su casa, en Nueva York.

Sus padres abogados de renombre (???) decidieron darla un castigo ejemplar, pero al final la cosa se quedó en irse a vivir a Sunnydale con su tía, y acabar sus días escolares y su expediente académico en un Instituto normalito y corrientito.

Aunque no habla mucho y no tiene muy buen carácter, en el fondo está dispuesta a que a sus padres les salga el tiro por la culata. Se esforzara para que Sunnydale le parezca un lugar guay (???) y que su tía no la incordie demasiado.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *