Eileen Sanders

N
ombre y apellidos:
Eileen Sanders (Leen)
Imagen del PB: Masha Sedgwick
Edad: Cerca de la treintena, aparentemente.
Procedencia: Sunnydale. Colonia de Hadas.
Raza: Hada. Dama de la corte
Poder o poderes: Los propios de la raza

Historia: Nació en la colonia de Hadas de Sunnydale hace ya varias décadas y su vida no fue muy distinta a la del resto de sus “hermanas” con la única excepción que Eileen fue escogida como miembro de la corte, y por lo tanto enseñada desde pequeña a atender a su Reina. Durante sus primeros años nunca salió demasiado de la colonia, y si lo hacía era para estar en los alrededores, sin salir del bosque en el cual tenía su hogar. No parecía interesarle demasiado el mundo exterior, y era feliz de esa manera, en la que la colonia era lo único que conocía.

Al cumplir más edad hacía sus escapada a Sunnydale para conocer mejor la ciudad y a los humanos. Le parecían tan curiosos y a la vez tan fáciles de engañar con tratos o cualquier cosa que se propusiera, que se empezó a convertir en una afición que casi le obligaba a hacer sus escapadas diarias al lugar. Además, nunca desaprovechaba el momento para volver con algún bebé que pudiera servirles, dándoles un cambiazo por hadas reina “sobrantes”.

Digamos que Eileen era un hada bien considerada en la corte -y lo sigue siendo- pero últimamente pasa bastante tiempo en Sunnydale, algo que al final no es muy bien visto por alguna de sus compañeras, pero a pesar de eso, ella continúa sirviendo a su reina y realizando cualquier encargo que la pidan. Le importa bien poco lo que puedan pensar de ella, sabe a quién debe su lealtad y con eso le basta.

El mayor problema que ven sus compañeras es que Eileen es excesivamente caprichosa y cabezota. Si quiere algo, lo conseguirá, da igual como. Normalmente lo hace a base de tratos que ella misma realiza, engañando a humanos a cambio de favores, pero ha tenido casos en los que su desesperación por conseguir ese algo ha sido más que evidente para el humano y el trato se ha producido al revés. Ha aprendido la lección en diferentes ocasiones y ahora procura que esto no ocurra, pero aún así se sigue arriesgando demasiado. Además es bastante descarada y sin pelos en la lengua, lo de la vergüenza o el reparo no es algo que vaya con ella, no teme las consecuencias de sus actos y básicamente va a su rollo, al menos fuera de la Colonia. Dentro de esta, se comporta tal y como le enseñaron, sabe cual es su cometido, que si la Reina cae, todos caen con ella y no piensa dejar que eso ocurra.

Otros datos:
-Le gusta cambiar el color de su pelo cada cierto tiempo, con colores vistosos.
-Es abiertamente bisexual.
-Una de sus aficiones favoritas es cambiar las cosas de sitio, como al resto de hadas. Pero lo hace en cualquier parte y a la mínima oportunidad que tiene. En casas ajenas, tiendas, en la propia colonia…
-No domina muy bien lo de hacerse invisible.
-Mide entorno a 1.60 m.