Edel Kristiansen

Edel Kristiansen

Origen: Noruega.
Edad: Aparenta entre 25 y 30, pero tiene 148.
Raza: demonio Valr (su nombre real como demonio es Hrund)

Nacida y criada en el círculo más cercano del demonio Kørnn (ya que este mismo fue quién la concibió), en una de las zonas más inhóspitas del norte de Noruega. El pasado de Edel – Hrund entre sus semejantes – podría resumirse como una infancia de servicio y aprendizaje con el objetivo de convertirse en lo que dictaminaba su raza. Así empezó a familiarizarse con el uso de la magia, necromancia y diversas técnicas de lucha, defensa y manejo de armas.

Su madre falleció tras darla a luz, así que Edel quedó a merced de “sus hermanas”, alejada de cualquier vínculo afectivo materno-filial. Aunque, al cumplir los 12 años – coincidiendo con la histórica instauración de la Orden dinástica de San Olaf en el país – una nueva norma de su círculo determinó que las Valr debían vivir mezcladas en sociedad, tal y como estaban haciendo las otras razas (?); así que se mudó a la cercana ciudad de Arendal, en compañía de una de sus hermanas, quién se hizo pasar por su madre. Juntas adoptaron nombres humanos y el apellido Kristiansen, tratando de llevar una vida más o menos normalizada, únicamente alterada cuando Kørnn las enviaba a cualquier tipo de misión: desde conseguir objetos mágicos que vender hasta eliminar seres señalados a dedo, ejerciendo de lo más parecido a una asesina a sueldo entre razas sobrenaturales. Y, a día de hoy, aún sigue llevando este camino, el cual la ha traído a Sunnydale. Tiene todo lo necesario (dinero, una casa y un aparente trabajo) e instrucciones claras de mezclarse con la población hasta localizar a un par de personas concretas. Y, una vez lo consiga, toca esperar nuevas órdenes de su padre y señor.