Desmond O’Keefe

Desmond O’Keefe

Nació en Arklow, en el condado de Wicklow, en Irlanda. Perteneció a una familia de pescadores y hubiera acabado dedicándose a ello de no haber sido por que nunca perdió la dedicación por los estudios.

Con una nota media más que notable, consiguió entrar en el Instituto Tecnológico de Dublín (DIT) en la Facultad de Ciencias. Durante su tiempo en la facultad también empezó a jugar al rugby en el equipo universitario.

Al acabar sus estudios volvió a Arklow y entró a trabajar en el control del puerto, pero pronto recibio una llamada y fichó en el equipo de rugby de la ciudad. Podía llevar los dos trabajos, más que nada porque el equipo nunca fue tan grande como para ficharle y darle un sueldo con el que mantenerse.

Todo iba bien hasta que una lesión de rodilla le obligó a dejar el rugby. Se dió cuenta de que la única razón por la que seguía allí era el deporte, que su trabajo en el puerto no era lo que él esperaba, y decidió viajar a los EEUU en busca de un trabajo más acorde a sus estudios.

Acabó en Sunnydale, un pueblecito californiano donde el alquiler estaba barato y la comunicación era buena para ir a la factoría de la empresa eléctrica que lo contrató. Cual fue su sorpresa al encontrarse una noche con Gale, una chica que había conocido en Shillelagh durante la boda de uno de sus compañeros de equipo, de cuando jugaba en Arklow.

Salieron un par de veces, tontearon y todo quedó en eso cuando Desmond tuvo que volver a casa a enterrar a su padre. Dos meses más tarde cuando Desmond regresó a Sunnydale le había perdido la pista a Gale. Hasta el momento lo único que sabe es que ya no trabaja en el bar donde solía servir mesas y cocinar, que cuando lo dejó parecía estar embarazada, o haber ganado peso, nadie nunca se lo aclaró, y que a veces se la ve que va y viene con chicas de una residencia de estudiantes.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *