Derek Diermissen

Derek Diermissen

Apodos: Der, profe, maestro…
Raza/Conocimientos: Demonio (Lámha Ifrinn). Además de eso hechicero y nigromante.
Edad: 36 aparentes / 110 reales
Nacionalidad: Alemán
Profesión: Profesor de biología en el instituto

Violento, vulgar, apasionado, cruel, desmesurado, egoísta, despiadado… piensa en todos los adjetivos que podrían servirte para describir a alguien con quién no querrías cruzarte y probablemente encajarían bastante bien con Derek aunque evidentemente no se limita sólo a eso. Podrás adivinar con facilidad que se trata de un cabrón sin escrúpulos, ni más ni menos, pero no le preocupa ser odiado o temido por igual, de hecho le gusta, es lo que quiere y lo que le protege del resto, lo único que consigue mantener a ralla a la mayoría de sabelotodos e impertinentes cuando él así lo desea.

Subyuga a todo aquel que puede y le interesa y estos acostumbran a ser precisamente las “presas más débiles”. Derek se ve irremediablemente atraído por cualquiera que ofrezca un aspecto desamparado, frágil o dulce precisamente por ser algo así como sus polos opuestos. Ha vivido muchos años y él mismo se ha convertido en caos, por eso en cuanto ve “luz” no puede evitar querer dominarla e incluso apagarla a cualquier precio.

A pesar de todo lo expuesto arriba, y que deja claro que no es precisamente el tipo con el que querrías compartir unas cervezas, puede llegar a ser agradable, atento y divertido con aquellos con los que se propone dicha actitud. Es extraño y poco habitual, podrían contarse con los dedos de las manos las personas con las que se ha comportado como un ser humano normal y no como una rata despreciable, pero nunca se sabe cuando puede aparecer la siguiente excepción, sobretodo cuando se trata de interés propio.

Historia:

Cualquiera pensaría que Derek nació siendo ya un cabroncete retorcido pero la verdad es que no es así y en un principio su comportamiento no distaba demasiado de el de cualquier humano a pesar de ser un demonio. Creció entre ellos con bastante naturalidad y por ello aprendió a relacionarse con esa raza pero pronto fue encontrado por otro grupo de Lámhas un tanto extremistas que empezaron a “instruirle” para que aprendiera a diferenciar entre los suyos, otras razas de interés y los simples instrumentos para voluntad propia que podían suponer los humanos.

Derek asumió esas enseñanzas y conocimientos como algo natural y para ser sinceros tampoco tardó demasiado en adaptarse a ellos porque cuando saboreó el poder digamos que se hizo adicto a él. Por eso empezó a estudiar y a interesarse en el conocimiento de artes arcanas de distintos orígenes y estilos, mezclándolos en su propio beneficio pero sin conseguir demasiados resultados hasta que encontró un maestro dispuesto a instruirle.

No tardó en aprender y absorber información como una esponja, dado que era un tema que le interesaba, y en cuanto su maestro no pudo enseñarle nada más sencillamente lo mató para asegurarse de que nadie más que él se quedaba con esos conocimientos, ampliándolos y adaptándolos con el paso del tiempo.

Su vida se mezcla con la de los humanos a diario porque le resultan mortalmente graciosos, así de simple, y por el momento se limita a seguir expandiendo su poder y sus conocimientos porque es algo que ha terminado convirtiéndose en prácticamente una obsesión para él. Por suerte no es que tenga aspiraciones de convertirse en el dueño de nada pero sí que es competitivo y le gusta dejar claro que es el mejor en todo (o eso se cree él).

Se ha mudado a Sunnydale hace apenas unos días para cubrir la vacante del profesor de biología jubilado, desde luego sus clases no tendrán mucho que ver con las recibidas hasta la fecha.

Extras:

→ Le gustan l@s niñ@s, mucho, pero no por interés sexual. Derek se ve atraído hacia sus almas limpias e inocentes, cada ciertos años escoge a alguno al azar para someterlo a su Laberinto. Por el momento sólo uno de ellos ha sobrevivido a tan macabro “juego” y evidentemente se quedó con él.
→ En realidad hubiera preferido el puesto de profesor de química pero ya estaba ocupado.
→ No le gustan demasiado las nuevas tecnologías así que apenas hace uso de ellas a menos que sea estrictamente necesario.
→ Es experto en pociones, le encanta inventar nuevas mezclas y soluciones, a veces benignas pero mayoritariamente malignas.
→ ¿Envenenado con un producto desconocido y mortal? ¿Enfermo sin que ningún médico logre encontrar explicación aparente? ¿Buscas a alguien desesperadamente y no sabes por dónde empezar? Derek cuenta con recursos y años de experiencia pero cuidado si recurres a él, el precio a pagar puede ser muy elevado (negociar con él es plausible para aquellos conocedores de lo sobrenatural). *
→ La sangre. No le es necesaria pero aún así bebe de vez en cuando.

* Si habéis visto “Érase una vez” lo entenderéis fácilmente al pensar en Rumpelstiltskin/Sr. Gold