Charlie Alves

2

Nacida de padre mexicano y madre estadounidense. Su madre, Helen Turner, conoció a su padre en uno de sus muchos viajes por carretera con sus amigas, donde había cruzado el país para acabar en Sonora. Allí el que es su padre, Ricardo Alves, se enamoró de ella después de multarla por exceso de velocidad, siendo él por aquel entonces agente de la policía federal. Después de ella ponerle ojitos a él porque, casualmente, también era policía, acabaron intercambiando números y cuando se dieron cuenta estaban viviendo juntos en Chicago, donde él también entraría en la policía de allí y tendrían un hijo al poco tiempo (21 años su madre, 26 su padre). Y 10 años después nacería ella.

Pero aunque venga de una familia dedicada a proteger y servir, poco tuvo que ver con su decisión de convertirse en bombera, lo cual hizo por vocación. Ellos vivían en un apartamento que se encontraba justo enfrente de un cuartel de bomberos y al ver cómo entraban y salían, poder escuchar sus anécdotas cuando pasaba por ahí y esas cosas, acabó sintiendo admiración y deseando desde pequeña convertirse en uno de ellos.

Empeñada en esto, nada más terminar sus estudios, se metió de lleno en las pruebas y las pasó y es al trabajo que ha dedicado toda su vida desde entonces. Y lo único que quería hasta que conoció a Tayler Hayes.

Ellas estuvieron juntas durante 3 años, en los que acabaron compartiendo piso y fueron felices. Hasta que Tayler decidió marcharse a Kenia, haciéndola elegir entre sus dos grandes amores, ella o su trabajo. Eligió su trabajo, ya que era su vocación y lo que había perseguido desde niña.

Durante los dos años siguientes, en un intento de rehacer lo que era entonces su vida, tuvo un par de novias y novios, hasta que se quedó embarazada de uno de ellos. Después del embarazo, decidieron irse a vivir juntos y aunque no era lo mismo, lo encuentra agradable, seguro y fácil. Además de tener un carácter, personalidad y todo opuesto al que tiene Tayler.

A Tayler no la volvió a ver hasta que, cuando estaba embarazada de 8 meses, se pasó por su piso para recoger algunas cosas. Y fue poco después, a los 8 meses de estar embarazada, cuando se le adelantó el parto y tuvo unas complicaciones que terminaron con el bebé muerto y ella a punto. Ella se quedó devastada y aún lo sigue, porque realmente quería tener el bebé y había aprendido a querer al que sigue siendo su pareja.

Pero en esas horas en las que fue consciente de que estaba al borde de la muerte, también se acordó de Tayler. Y fue esto lo que le hizo, unos pocos meses después, ser impulsiva por primera vez en la vida y mudarse a Sunnydale de forma temporal con la intención de retomar el contacto con ella. Y desde entonces lleva unas semanas intentando atreverse a hacerlo, tiempo en el que hasta ha conseguido un trabajo de su profesión.

Ella sigue con su pareja, a pesar de que él se opuso a esto e intentó acompañarla. Tampoco es que su intención sea volver a salir con ella, porque no funcionó, solo quiere hacer las paces. Y ya está.