Liam Summers

Había una profecía que señalaba el fin total de la razas demoniacas y la señal del principio de ese fin era la aparición de los mestizos (seres nacidos mitad humano y mitad vampiro), de entre los cuales, el hijo de una cazadora sería quien comenzara el apocalipsis . Desde épocas ancestrales se sabe que la forma de reproducción de los vampiros es a través de la infección por mordedura. Y que en ocasiones muy pero muy raras ambas razas pudieron mezclarse de manera “convencional”. La profecía en sí, predecía que cuanto más cerca estuviera el final, la cantidad de mestizos crecería, y que de uno de ellos surgiría un milagro que erradicaría el mal de la tierra por siempre y cerraría todas las bocas del infierno. La profecía empezó a...