Casper (Bonnie Gray Latham)

Casper (Bonnie Gray Latham)

Ella sólo era una chica normal, australiana, que se pasaba sus ratos libres intentando tocar el bajo en un grupo de punk llamado “Boredom” y haciendo el vago. No tenía muchos amigos y los que tenía no la soportaban realmente. Su verdadero nombre era Bonnie Gray Latham, pero la apodaban Casper por lo mucho que le gustaba esa película.

Cuando tenía 18 años se encontraba en un ensayo, en la casa de la vocalista del grupo, Brody. Todos los del grupo decidieron fisgonear por el sótano mientras ella no estaba y se encontraron con que tenía un montón de estanterías con cabezas disecadas de personas. Justo en el momento en el que todos habían bajado, Brody llegó a su casa y se los encontró ahí, sin más, los asesinó a todos, consiguió nuevas cabezas de la gente que le interesaba y el resto de los miembros de la banda los enterró en una fosa común en un parque de los alrededores. Pero Casper aún estaba viva cuando la enterró e hizo lo que pudo para salir a la superficie, lo consiguió y se encontró con Brendan.

Brendan era un vampiro, que asombrado por lo que acababa de ver la prejuzgó. Pensó que ella, si había logrado sobrevivir a algo así, podría convertirse en un miembro de su “familia”. La convirtió. Después de eso intentó educarla, a su sádica manera; pero a ella no le gustaba nada la forma de “vivir” que él tenía, así que escapó mientras dormía por las alcantarillas a buscar a Brody, para vengarse por lo que le había hecho.

Tardó un año en encontrarla y siguiendo su pista llegó hasta Estados Unidos, concretamente Sunnydale. Pero algo se interpuso en su camino. Una noche conoció a Raven, una chica que la encandiló desde el primer momento y que se convirtió en una obsesión para ella, no sólo porque se había enamorado, si no porque pensaba que ella le había devuelto el alma.

Raven la rechazó en numerosas ocasiones porque su novio había muerto y se había convertido en vampiro hacía poco y no lo había superado, pero momentos después de que aceptara salir con ella, Sean (que era el nombre de su exnovio) la asesinó.

Ella, cuando Raven había muerto tenía unos 20 años, recogió varias pertenencias en forma de recuerdo, entre las que se encontraba un collar y se marchó de Sunnydale, para estar yendo y viniendo durante algún tiempo.

Cuando por fin logró asentarse en Sunnydale y hacerse amiga de una bella jovenzuela llamada Mallory, Raven habló con Micaela, quien tiene la capacidad de ver a los muertos, para mandarle un mensaje a Casper. El mensaje era que cuidara bien el collar que había recogido cuando ella murió.

Ante esa amenaza de peligro, Mallory la invitó a vivir con ella en su piso, para protegerla. Todo iba más o menos bien, exceptuando porque Casper se encontraba enamorada de Mallory que a su vez estaba enamorada de su exmarido demonio/fantasma que estaba obligado a obedecer sus órdenes. Pero Casper, que nunca fue conocida por ser una persona responsable, acabó acostándose con Willa, una conocida de la infancia que le había prometido que llegó hasta Estados Unidos para encontrarla y que después le robó el collar con sabe Dios que consecuencias.

Su edad actual es 22 años y en cuanto a su personalidad es bastante inquieta, un poco tonta, patosa, ingenua, tiene la peor puntería de todo el Universo (después de los vogones) y un miedo horrible a la soledad. Se suele tragar cualquier cosa que echen en la televisión y sus gustos musicales son bastante aleatorios, pero tira más hacia el punk.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *