Becca Wells

Becca Wells

Rebecca Marie Wells, nacida en Omaha (Nebraska), era la hija única de un matrimonio acomodado.

Lo más alocado que Rebecca hizo nunca es permitir que familiares y conocidos la llamaran Becca. Estudió Empresariales en la misma Omaha, no quería alejarse de la familia. En realidad si encontraba marido antes de acabar, no pensaba trabajar, prefería quedarse en su casa, como habían hecho antes, su madre y su abuela. No por tradición, en realidad era lo que parecía más cómodo, el ambiente más controlado de todos los que podía manejar. Y es que Becca es muy controladora.

Lamentablemente, Becca acabó su carrera y no encontró al marido que hubiera necesitado para su futuro “seguro”. Encontró trabajo, como administrativa, en la misma Omaha, en una firma de abogados W&H, y su vida transcurría sin preocupaciones cerca de sus padres, hasta que a su madre le diagnosticaron un cáncer.

El estadio era demasiado avanzado y en cuestión de meses el cáncer la había devorado por dentro. Su madre murió, y Becca comenzó a hacerse revisiones médicas compulsivamente por la probabilidad genética de que ella también desarrollara un cáncer.

Becca se volvió más retraída aún, tanto que cuando a su padre le diagnosticaron Distrofia Muscular ella no se percató. 4 años más tarde cuando su padre falleció en un accidente de tráfico, encontró los papeles y acudió a su médico. Becca también tenía altas probabilidades de padecer esa misma enfermedad, en cualquier momento perdería masa muscular, perdería la facilidad de hablar… poco a poco no sería nada más que un estorbo… y no tenía a nadie que la ayudara. Acabaría sola en una residencia, sino la mataba antes el cáncer.

En lo profesional, su obsesión por la salúd comenzó a pasarle factura a su rendimiento y pocos meses después de la muerte de su padre, Becca se descubrió así misma vendiendo la residencia familiar y viajando a California. A una nueva oficina abierta en un pequeño pueblecito, sus jefes en W&H decidieron llevarla a una oficina más pequeña, en lugar de despedirle.

Ya instalada en Sunnydale, desempeña su trabajo como administrativa en W&H, haciendo alarde de su escrupuloso sentido del control en los archivos del tercer sotano de las oficinas. En su tiempo libre, habiendo dejado a todos sus especialistas lejos, y con tiempo limitado para viajar de vuelta a Omaha a hacerse los chequeos, estudia métodos de medicina alternativa o repasa informes médicos antiguos, suyos y de sus padres.