Annabelle Fogerty

Annabelle Fogerty

Nacida en Kent, Washington hace 40 años y procedente de una familia con bastantes recursos y prestigio en el mundo de la medicina. Pero Annabelle es, digamos, la oveja negra de la familia. Tanto sus padres como sus hermanos son doctores en un campo o en otro, pero ella nunca tuvo demasiado interés en eso, de hecho, nada más pensarlo le llegaba hasta a marear. En la universidad estudió ciencias sociales, estuvo implicada en movimientos y activismo, y hasta escribía una columna semanal en una publicación bastante humilde. Todo esto resultaba ser combustible asegurado para que las reuniones familiares acabaran en explosión. El enfrentamiento final con sus padres ocurrió al ponerse de lado de su hermana en un asunto polémico.

Pro-elección convencida, descubrió que sus padres solo fruncían el ceño ante la idea del aborto sin justificaciones de peligro para la salud, cuando quien lo necesitaba no era de su familia. De hecho, Grace, la hermana de Annabelle, ni siquiera lo necesitaba. Ni lo quería. Estaba tan segura de querer tener el bebé que esperaba, que las insistencias de sus padres a que se deshiciera del feto lo antes posible y todo continuase como si nada, acabaron en una discusión de proporciones épicas. No sólo Grace pondría tierra de por medio, Annabelle la acompañó y cortó relaciones con sus padres, no sólo por tratar así a su hermana, si no porque, por muy ilógicas que les parecieran sus razones o por mucho que lo tachasen de locura, la decisión era de ella y sólo de ella, e intentar forzarla a abortar con tanta insistencia (y para colmo, por el simple hecho de no llamar más la atención sobre el escándalo de su relación con el profesor) sólo había conseguido que los viera como viles y malvados. Y jamás podría volver a mirarlos a la cara.

Aún así Annabelle estaba convencida de que la pérdida del trato con ella no les costaría más noches de sueño que ver que Grace, que iba por el buen camino, se había descarriado.

Annabelle ayudó a Grace durante su embarazo y los primeros años de vida de su sobrina, Caroline, a salir adelante y poco a poco, Grace volvió a los estudios. Mientras Grace trabajaba en una librería y conocía a Desmon, quien fuera su futuro marido, Annabelle se involucró en una editorial (contactos vía la librería) en la que trabajó unos años hasta que se asoció con un par de compañeros y fundaron su propia editorial, especializada en textos de índole social que, pese los pronósticos, ha ido bastante bien y no se puede decir que esté pasando hambre. Aunque tampoco vive a todo lujo. En su vida personal, no se ha quedado de brazos cruzados y ha conocido y tratado un amplio espectro de personas diferentes por su trabajo y contactos, con quienes en ocasiones entablaba amistad y otras relaciones afectivas, pero su relación más duradera fue de un año y medio. Estuvo prometida hace dos años después de 4 meses de relación, en lo que fue un arranque de espontaneidad y casi se casan a las prisas. Decidió que no era una buena idea antes de ver que la boda se le venía encima. A día de hoy, Annabelle se autodefine como pansexual, aunque es un término que aún no ha podido explicar a su familia, porque apenas empieza se convierte la sala en el plató de un debate político mal moderado. Y en cuanto a eso, sus padres, bueno… con el tiempo se han vuelto a hablar, obviamente. Pero no demasiado bien, la verdad.