Alan Larsson

Edad: Veinticinco

Especie: Garou, se convierte en gato

Carácter: Alocado, alegre… Rara es la vez que está triste. Es bastante friki, le gusta la música… Y salir por allí a espiar a la gente colándose en sus casas con su forma gatuna. Le gusta saludar a la gente haciendo un choque de puños y suele estar de broma siempre aunque muchas veces dice cosas un tanto… Peculiares que no cualquiera entendería.

Historia: Nacido en Suecia. Salvo que le encantaba jugar a la videoconsola y con la cámara de vídeo de su padre, no hay nada destacable en su infancia hasta que sobre los tardíos diez, una noche empezó a dolerle todo el cuerpo y le pareció notarse que encogía. No le hubiera dado importancia de ser porque en el reflejo de la ventana que tenía junto a la cama, veía a un gato en vez de verse a él. Torpemente al no estar acostumbrado a ir a cuatro patas, fue a donde se encontraban sus padres, los cuales también eran garou y le explicaron lo que le había pasado en cuanto recuperó su forma humana.

Sólo usaba sus habilidades dentro de casa por miedo a que se le descontrolaran pero cuando por fin les cogió el truco, empezó a hacer varias salidas nocturnas donde se dedicaba a explorar la ciudad o simplemente a colarse en casa de sus vecinos para saciar su curiosidad o a veces llevarse algún pequeño recuerdo de su visita, como algún cartucho de gameboy o algún muñeco o peluche.

Cuando cumplió quince años, sus padres se mudaron a España llevándoselo con él y donde siguió efectuando sus salidas. A los dieciocho se metió a estudiar ingeniería informática y fue mientras hacía la carrera cuando conoció a su novia, con la que compartía muchas aficiones y de hecho les fue bastante bien hasta que un día Alan le puntuó mal un vídeo de youtube y ante tal atrocidad, Paula decidió dejarle.

Con la carrera ya terminada a los veintitrés años, al tener una nota bastante alta se le ofreció la oportunidad de un trabajo en California así que se separó de su familia para llegar hasta allá llevándose un palmo de narices al descubrir que le habían engañado y que en realidad no tenía absolutamente nada. Al no querer decepcionar a su familia, fue apañándose con trabajos de horas sueltas en diferentes sitios y así es como sobrevive a día de hoy además de la ayuda económica que le brinda su canal de Youtube.

Actualmente, Alan vive en un piso de Sunnydale y sigue viviendo de la misma forma. Es cosciente de todo lo paranormal que le rodea pero evita hablar de ello tratando parecer un humano más.

Otros: Tiene un canal de youtube donde recibe miles de visitas por sus vídeos en los que juega a videojuegos (El cual sería el canal de PewDiePie, al que cambiaría el nombre de publicar algún vídeo en la red social).

Habla inglés, sueco y español con fluidez.

Vive en el bloque de Damian Busby y Matthew Lincoln. De hecho, vive en el mismo piso de Damian, sólo que en la puerta de en frente.